Vender la casa lo más deprisa posible es el principal objetivo de cualquier persona cuando decide poner su inmueble a la venta. Si tienes urgencia en vender tu casa, pide ayuda a un tasador inmobiliario Madrid centro para decidir su precio. Aunque muchas veces pensamos que estamos haciendo todo para conseguirlo, tal vez haya detalles importantes que dejamos escapar a la hora de cerrar el negocio. Por ello es fundamental dejarnos asesorar.

El primer consejo y el más importante que debes tener en cuenta es no abusar del precio. Pedir ayuda profesional a un tasador inmobiliario Madrid centro te garantiza la ventaja de un certificado de transparencia al valorar tu casa. Si es posible, pide más de una opinión y no abuses del valor al colocar un anuncio porque estás pensando que al poner un precio muy alto tendrás margen para negociar. Los primeros 30 días son los de más movimiento y un precio abusivo puede acabar quemado en el mercado inmobiliario. Puedes subirlo un poco más, pero de la diferencia de valor que decidas nunca debe resultar un valor desorbitado.

Apuesta por pequeñas reformas. Vale la pena invertir un poco de tiempo y dinero, como pintar o hacer una limpieza profunda de azulejos. Pequeños detalles que aumentan el valor de tu vivienda. Aprovecha para librarte de todo lo que ya no te sirve, ya que te vas. Esconde las fotografías familiares para dar un toque más impersonal a la decoración. Controla los horarios de visitas a las horas de más luz. Habla de pormenores importantes como ubicación frente a una gran superficie comercial o cerca de transportes públicos.

Desde Thirsa te recordamos la importancia de mantener siempre la coherencia entre todos los portales en los que anuncias tu casa. Mismo precio, misma descripción. De lo contrario, tu comprador puede sentirse engañado.