La crisis reciente ha hecho que, para muchas personas, tener un coche sea un lujo que no se pueden permitir. Por ello, se plantean su venta y acuden a un tasador de vehículos en Madrid centro para conocer el precio justo de una posible transacción en la que desprenderse de él. Sin embargo, si el uso que se hace del mismo es recurrente, hay una opción muy válida que es el empeño.

Generalmente no suena bien hablar de empeño, pues supone renunciar a un bien por un valor generalmente inferior al que este tiene en el mercado, además de la utilidad que nos genere. Pero en el caso de los vehículos el funcionamiento es diferente al de otros productos habituales en este negocio, como el oro. Tratándose de coches, muchas casas ofrecen la posibilidad de seguir circulando con él y utilizándolo como habitualmente, simplemente quedando como aval de un préstamo que se nos concede.

Para que el empeño de tu vehículo sea adecuado, es imprescindible contar con un tasador de vehículos en Madrid centro de plena confianza. Con la valoración que este haga puedes acudir a una casa de empeños en la que, si realmente solo necesitas dinero y pretendes seguir con el uso y disfrute del vehículo, se te concederá un préstamo a corto o medio plazo.

La principal ventaja de esta solución es que te aporta liquidez rápida. Es útil en casos de bastante necesidad en los que no es posible conseguir la financiación de un método más tradicional. Su principal inconveniente es que estos préstamos van asociados a tipos de interés mucho más altos de lo habitual en el mercado.

Si estás pensando en vender o empeñar tu coche, acude antes a Thirsa para que efectuemos una valoración justa y real del mismo y no pierdas un solo euro vendiéndolo por debajo de su precio de mercado.